“Me inventaré que hasta los malos son buenos”

Un compás de 2/4.

Así sonaba esa noche. Constantes los sol, los mi, los do.

Y de repente nada, un silencio que a pesar de serlo sonaba, sonaba como un 4/4 en el que la figura de la redonda el compás completo abarcaba.

El 2/4 hería, hasta que el silencio del 4/4 hirió más por la ausencia de sus “solmidos”, entonces me inventé que el primero sería bueno en el silencio, y que el silencio, sería bueno en los “solmidos”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s